Tu compañero en salud bucodental

Los mejores alimentos para tener unos dientes sanos

Foto © Stockbyte/Getty Images
Cuando se trata del cuidado dental, comer los alimentos acertados es tan importante como cepillarse los dientes, pasarse el hilo dental e ir a la consulta del dentista periódicamente. Cada bocado de comida que ingieres, desencadena una reacción química en tu boca que, en función de la calidad de tu dieta, tiene una repercusión en la salud, en la fortaleza y en el aspecto de tus dientes.
 
Los alimentos con un alto contenido de azúcar son, por descontado, el factor más común que desencadena la caries dental. “Cualquier alimento rico en azúcar tiene una repercusión en los dientes”, afirma el experimentado odontólogo Omar Qureshi. “Cuando introduces azúcar en tu boca, reacciona con bacterias para formar ácido y si consumes azúcar regularmente, no le das oportunidad a tu boca a que se recupere. Esto es lo que causa la caries.”
 
Los tentempiés y las bebidas azucaradas deberían reservarse para ocasiones especiales, pero mantener los dientes en excelente condición no es solo cuestión de comer una dieta sana y equilibrada. El Dr. Qureshi dice que beber seis tazas de té o café con una cucharita de azúcar puede significar que tus dientes están sometidos “a un ataque constante”.
 
Además, deberías tener en cuenta el engañoso, a la par que innecesario, alto contenido de azúcar que tienen algunos alimentos de consumo general, como los cereales del desayuno e incluso el pan, aunque, en realidad, este tenga una repercusión menor en los dientes. “El contenido de azúcar camuflado es algo que hay que tener en cuenta, pero en alimentos como el pan, el azúcar se descompone mucho más rápido, por lo tanto no supone un gran problema”, añade el Dr. Qureshi. No obstante, se debería mirar la composición en las etiquetas de los productos y optar por aquellos que contengan menos azúcar.
 
Existen alimentos inesperados en la lista de amenazas, como por ejemplo los batidos y los zumos. La reciente interés por comer sano significa que el ataque del ácido se está convirtiendo en algo más común. Puede que tu bebida favorita a base de frutas no contenga azúcar, pero sí tenga un alto nivel de ácido, lo que desgasta el esmalte de tus dientes.  “Comer mucha fruta y verdura y, por lo menos, cinco porciones de ambas al día es, sin duda alguna, saludable; sin embargo, el consumo de grandes cantidades de estos alimentos, que contienen azúcares naturales, significa que la erosión a causa del ácido empieza a surtir sus efectos. Por tanto, no es tan sencillo como comer sano”, recalca.
 
Lo bueno del asunto es que es fácil contrarrestar el ataque del ácido. Lo peor que puedes hacer después de beberte un batido o consumir un alimento rico en ácidos es cepillarte los dientes, porque daña aún más el esmalte. No hagas el típico error de ir a cepillarte los dientes justo después de beberte un zumo o comer una ensalada. Espera, por lo menos, de 30 a 45 minutos. También sirve de gran ayuda enjuagarte la boca y beber agua o recuperar la mineralización de los dientes bebiendo leche.
 
La leche y otros alimentos ricos en calcio, como el queso, son necesarios para tener unos dientes sanos, mientras que el té (sin azúcar) es una fuente natural de flúor, que de siempre es sabido, ha contribuido a mantener los dientes en buen estado. Y siempre deberías beber agua, en vez de otras bebidas, para asegurarte de que tus dientes no estén expuestos a ataques.
 
Una cantidad sana de saliva también ayuda a proteger los dientes. La saliva la producen las glándulas salivales y contiene compuestos antibacterianos y enzimas que son las encargadas de iniciar el proceso digestivo. Estas enzimas descomponen la comida que se queda en los dientes y los protegen contra la caries. Por lo tanto, cuanta más saliva produzcas, mejor. Puedes estimular la producción de saliva masticando chicle con ingredientes que no dañen los dientes, como el xilitol. Antes de nada, asegúrate de que el chicle es sin azúcar...
Colgate Logo